El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Informe caprolecoba

En el tambo del oeste bonaerense no pierden las expectativas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las lluvias que se discontinuaron a partir de la segunda quincena de enero, en general, siguen sin aparecer en forma consistente, y el cuadro continuaría así al menos hasta el 20 de febrero, aproximadamente. Fecha después de la cual, se considera probable su retorno.

Esto se traduce en los mapas agroclimáticos, que muestran más reservas de humedad en el perfil, y bastante menos en la capa arable.

Mirando hacia el trimestre FEB-MAR-ABR, el SMN pronostica para nuestra Cuenca Oeste de Bs As, precipitaciones menores a las normales y temperaturas normales a superiores a las normales.

PRODUCCIÓN Y PERSPECTIVA   

Animados quizá por la recuperación vivida durante 2019 una amplia mayoría de los tamberos encuestados por el INTA expresaron que trabajan para crecer, o en todo caso no retroceder. Han podido sortear las últimas turbulencias políticas y económicas y las crisis cambiarias en mejor forma que otras veces. Cuentan con más información, y la usan.

Y ven que el mundo seguirá demandante y en el país hace falta más leche para atender necesidades insatisfechas de amplios sectores e industrias con una gran capacidad ociosa.

Es el fundamento de la estimación que asigna al 2020 un probable crecimiento de 2%.

PRECIOS ORIENTATIVOS DEL MES DE ENERO

En la Cuenca Oeste de Bs. As., para una leche libre de Brucelosis y Tuberculosis, con 3.60% grasa y 3.25% proteína, 25.000 UFC, 300.000 CCS, y remitida a 4.0 ºC. Se trata de una estimación genérica y -como tal- sólo orientativa, referida a algunas de las principales empresas que operan en la Región. Se toma “anillo 2” de Planta Gral. Rodríguez de La Serenísima. La 1º fila, se refiere a un tambo de 1500 litros / día, la 2° corresponde a un tambo de 4500 litros / día, y la 3º hace referencia a un tambo de 10000 litros / día. Los precios se expresan en $/Litro, $/KSU (Kg de sólidos útiles), y $/KPT (Kg de proteínas totales).

EL ESCENARIO COMERCIAL                     

Enero: El precio avanzó por arriba del dólar y por debajo de la inflación

En la Cuenca Oeste el precio promedio (de los tres tipos de tambos considerados) rondó los $16,90/litro y los $247/KSU. Y creció 2,7% en $/litro y 3,5% en $/KSU. Expresados en dólares, los valores llegan a los u$s 0,28/litro, y los u$s 4,10/KSU. ($60,50/u$s Márgenes Agropecuarios). En la comparación interanual los incrementos resultaron de 76,7% en “$/litro” y en “$/KSU”.

Febrero: “No hagamos olas”: ¿La consigna que marca tendencia?

El precio de la leche de tambo vino subiendo alrededor de 2,0-2,5% mensual, y no parece que esta dinámica vaya a cambiar en lo inmediato.

El mercado interno, que sigue siendo mejor negocio que el externo, ha mostrado sucesivas caídas en las ventas, que recién ahora empiezan a dar primeras señales de estabilización, con la ayuda de las ofertas y los “precios cuidados”. Muchas industrias no terminaron bien el 2019, tratan de tener stocks acotados, y no apresurarse a comprar leche, más allá de lo que cada una pueda “bancar”. Y si observamos la incertidumbre política/económica que nos rodea, se entenderá mejor porqué este verano la tendencia es “mejor, no hacer olas”.

EL ESCENARIO INSTITUCIONAL

Un potente motor de la economía

Un mundo y un país con dificultades políticas, económicas y financieras muy severas, son el entorno en que se desarrolla nuestro negocio actualmente. Nos podemos enojar con él, pero no parece que eso pueda conducir a nada.

Todos los actores en juego tenemos fuertes razones para hacer y expresar lo que hacemos y expresamos. Y muchos condicionamientos.

Por eso quizá lo mejor sea hoy ofrecer una actitud franca y propositiva frente los nuevos administradores del Estado.

Presentarnos como lo que somos y podemos ser. Con todo lo que tenemos por hacer en nuestras empresas y para dar al país.

En una Argentina que requiere imperiosamente confianza, inversiones, puestos de trabajo y generación de divisas, crecimiento económico y desarrollo industrial, ocupación territorial y federalismo efectivo, seguridad alimentaria e inclusión social; claramente la lechería puede ser un gran motor para impulsar la solución a cada uno de esos problemas.

Sólo necesitamos acordar las condiciones mínimas adecuadas para hacerlo posible. Hablando con seriedad y respeto mutuo, será  fácil alcanzar estos acuerdos imprescindibles.

Deja un comentario