El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Advierten que el Gobierno manipula las estadísticas de producción de maíz

Semilleros dicen que calculó para Santiago tantas hectáreas como en la zona núcleo

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mientras la presidenta Cristina Kirchner respalda la idea de constituir la capital del país en Santiago del Estero, el Ministerio de Agricultura parece haberle ganado de mano con los datos del maíz. En la última campaña, la cartera hizo una proyección de siembra que a productores y semilleros les resulta difícil de creer, porque significa que en esa provincia se habríaimplantado tanto maíz como en la zona agrícola núcleo, donde están las tierras más productivas.
Según Agricultura, en el ciclo 2013/2014 en Santiago del Estero se implantaron 775.000 hectáreas con maíz, entre cultivo para grano comercial y uso ganadero. Para comparar, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en la misma campaña se hicieron 640.000 hectáreas en lo que la entidad denomina como zona núcleo norte y zona núcleo sur, esto es, sur de Córdoba y Santa Fe y el norte bonaerense. En la región núcleo casi 90% del cereal es para su venta comercial.
En al menos tres empresas semilleras calificaron de «imposible y dibujada» la cifra que estimó Agricultura para Santiago del Estero. No sólo lo afirman por sus datos de ventas de semillas, sino también por el servicio de imágenes satelitales de una compañía, que les informó que el ciclo pasado allí se hicieron 315.500 hectáreas. Es decir, 41% del número que calculó Agricultura.

Ante una consulta de LA NACION, en esa firma, de cuyo nombre pidieron reserva, confirmaron la superficie de 315.500 hectáreas. Y explicaron que la detección de la superficie con colorimetría en las imágenes tiene una precisión en torno del 90%.
Hace cinco campañas, en 2009/2010, en Santiago del Estero se sembraron, según el Gobierno, 149.740 hectáreas. Con la siembra que Agricultura calculó para el último ciclo, 775.000 hectáreas, esto significaría que la superficie se habría quintuplicado desde 2010, algo que es puesto en duda en el sector. Ni siquiera un stock de 1,4 millones de vacunos podría explicar tanto crecimiento del área sembrada, según los entendidos. O el avance de la frontera agrícola, que primero abre nuevas tierras con soja antes que con maíz.
En el Ministerio de Agricultura defienden sus cifras sobre Santiago del Estero y dicen que se sembró más, entre otros factores, porque hubo «buen precio a la siembra, pronóstico de buenas lluvias (que se vio corroborado por los hechos), buenas perspectivas para la ganadería y, luego de muchos años de soja, muchos productores hicieron maíz para entrar en una rotación». Además, en Agricultura señalaron: «A los semilleros los registros les dan más abajo porque la mayoría de los productores de maíz son de otras provincias, muchos de Córdoba, y traen sus propias semillas».
Además de la curiosa superficie para Santiago del Estero, la estimación 2013/2014 del Ministerio de Agricultura tiene otras perlitas. Según esa cartera, en Córdoba, la provincia más maicera, esa campaña se sembraron 1.917.500 hectáreas. En cambio, a julio pasado la Bolsa de Cereales de Córdoba calculó un total de 1.468.882 hectáreas (para cosecha y uso animal), es decir, casi 450.000 hectáreas menos que el Ministerio de Agricultura nacional. Por su parte, al Ministerio de Agricultura de Córdoba le dio que en esa provincia se hicieron 1.615.300 hectáreas, unas 300.000 menos que el gobierno nacional.

Cambio en la superficie
Quizás estas diferencias tengan relación con otra situación. En julio del año pasado, cuando en Agricultura aún estaba el ministro Norberto Yauhar, esa cartera subió de 5,09 a 6,1 millones de hectáreas la superficie total con maíz a nivel país y de 26,1 a 32,1 millones de toneladas su cosecha. Esa vez también hizo aparecer de un mes para el otro 319.100 hectáreas extras en Santiago del Estero, al subir el área de 297.400 a 616.500 hectáreas.
Hay más: en la campaña 2013/2014, mientras Agricultura calculó que había 4,9 millones de hectáreas de cosecha comercial en el país (sobre un total de 6,1 millones de hectáreas), la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó 3,57 millones de hectáreas. «La diferencia es muy grande; 1,4 millones de hectáreas es mucha diferencia. Son 70 capitales federales de maíz», expresó el productor Santiago del Solar.

En ese momento, hubo fuertes cuestionamientos a Agricultura y se sospechó que el entonces secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, había influido para que con un número mayor la presidenta Cristina Kirchner pudiera anunciar una cosecha entre todos los granos por encima de 100 millones de toneladas. En rigor, según los especialistas, en las estadísticas puede ser más fácil manipular el maíz antes que la soja, ya que con una hectárea de maíz es posible agregar dos, tres o más veces de producción que una hectárea dedicada a soja, según la región.

Deja un comentario