El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Pasión por el campo: Los Cerdeira, tres generaciones produciendo

Se desarrollan en un establecimiento de tan solo 60 hectareas donde la principal actividad es el tambo, se suman la produccion porcina, alquilan un campo para hacer ganadería de carne y brindan servicios de contratistas con siembra y labranza. Viven en el mismo campo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Son las tres y media de la tarde, el tambero arrea  unas cincuenta vacas para dar inicio al segundo ordeñe del día. En la pista de cerdos la alta temperatura se hace difícil de llevar para los mismos y en el taller un tractor Pauny está siendo revisado su neumático, así comienza la tarde del pasado martes 11 en el campo de la familia Jorge y  Graciela Cerdeira, en cercanía de la localidad de La Niña en el partido de  9 de Julio. Las tareas en el campo son muchas  y a veces no alcanza el tiempo reconoce German, su hijo al momento de llegarse a revisar el sector porcino.

En la familia Cerdeira la producción se diversifica en tan solo 60 hectáreas propias más 26 alquiladas: tambo, cerdos, agricultura, pasturas, silo de maíz, servicios de contratistas y ganadería de carne (esto último en el campo alquilado).

En las pocas hectáreas que tienen para producir, la familia se hace fuerte para buscar eficiencia, aunque saben que para ello se requiere inversión y los bancos no han sido buenos compañeros en los últimos tiempos en especial para el tambo y la producción porcina. Jorge compartió con El Regional Digital que en ese campo, él nació, vive y se desarrolla en el mismo y recuerda que su padre llego ahí cuando tenía tan solo cinco años; “somos tercera generación, ya que mis hijos están tomando las riendas en la producción y viven aquí”, contó.

La principal actividad del establecimiento en los inicios fue el tambo, “mi padre comenzó siendo muy joven y hoy se prosigue, aunque con el transcurrir del tiempo hubo problemas de caminos por la inundación en el 2001, pasamos de entregar leche fluida a convertirla en masa para mozzarella, hubo que aprenderlo de golpe, y la actividad no la hemos dejado de hacer, a pesar que el negocio sigue siendo finito, pero se puede seguir trabajando”. Producen 2.500 litros diarios; y la alimentación es pasturas, maíz molido, silo, expeler de soja y sales minerales.

En cuanto a la ganadería de carne, la vaca de cría se les da pasturas, silo de maíz de autoconsumo y el engorde se hace a corral con núcleo y maíz, además del silo autoconsumo.

En cuanto al resto de la producción en el establecimiento, es para matizar –se ríe- mis hijos se suman produciendo cerdos y servicios de contratista de siembra y labranza, aunque se suman al tambo junto al tambero también, además mi esposa en los momentos de mayor intensidad de trabajo, también se suma a las labores de producir, remarco.

Desde el Regional Digital salimos del establecimiento sabiendo que la familia Cerdeira es un claro ejemplo del productor agropecuario genuino que ha sabido defenderse, como tantos otros,  de los embate del clima y de la economía, especialmente de este último, que como es sabido, los vaivenes económicos del país ha dejado afuera a muchos productores rurales, pero aquellos que han sido aguerridos, “testarudos” buscando la estrategia de seguir; los ha mantenido firmes no mirando la cantidad de hectáreas que tienen para producir, ya que la pasión por el campo los hace desarrollarse en el lugar.

Deja un comentario