La nueva estrella de la politica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ya hemos visto, el último domingo, la forma de manejar la comunicación social del gobierno de Macri, es que verdaderamente no hacen política, sino muy buena operación social mediática, construyendo así objetivos muy cortos y efectivos, pero que a la larga no serán pilares para la sociedad.

Un ejemplo a nivel local de esta descripción han sido frases que todos los medios repitieron como ” estamos realizando obras que hacía más de 25 años que no se realizaban”, sin que ningún medio de Prensa señalara que los últimos 10 años de gobierno Municipal correspondió a los Radicales con el Intendente Walter Battistela, socios y pilares de esta Alianza Cambiemos o que nadie retrocede algunos años y vea la incomparable obra Pública del Gobierno Peronista del Intendente Jesús Blanco, por nombrar 1800 viviendas ( cuando con solo 25o viviendas el oficialismo hizo un paradigma de la construcción, que no solo no se pusieron ni los cimientos, sino que n hubo un segundo llamado a licitación de las mismas como se debería) , desagües de calle rio negro, etc, etc.
En el objetivo inmediato, los Medios de Prensa transmiten esa imagen, la de una verdad no objetiva, con un golpe mediático que queda en el común de la gente como barbaridades como que ” se ha mejorado el 80% del tránsito de la Ciudad, cuando solo se han colocado obstáculos amarillos en la calzada.

La oposición actual no ayuda a construir una real democracia en el Partido, tal vez por omisión, acción o complicidad de acuerdo espurios, llama mucho la atención sucesos ocurridos, por nombrar los cambios de autoridades en las dependencias Provinciales o Nacionales de la Ciudad, a excepción de una, el Registro Automotor.
Hacer “pos verdad” sobre un Hospital Provincial que en casi 2 años no se ha visto corregir el verdadero problema, que es la carencia de recurso humano y los magros salarios Provinciales en los trabajadores de Salud y pretender ante la instalación de algunos Medios de Prensa, que la culpa es del “otro”.
Otros han pensado que su individualidad es un escalón para seguir, realizando acuerdos que van más allá de los actos democráticos de un HCD, pero que sin importarles, van dejando en la ciudadanía la tibieza de un rol verdadero de oposición.

No se hace política, sino una muy buena comunicación social en los Medios de Prensa, que aparentemente es suficiente para el ” hoy”, con seguramente consecuencias nefastas en el futuro. La política se ha vaciado de verdadero contenidos.
. “El concepto de verdad objetiva está desapareciendo de nuestro mundo”,: “las mentiras pasarán a la Historia”. Por desgracia, hay que recordar que esto que modernamente se llama “pos verdad” siempre existió y que cuando triunfó en los años treinta sus consecuencias fueron nefastas para el mundo. Le llaman “pos verdad” a lo que otrora fue sencillamente manipulación y propaganda, desprecio por los hechos y por la información veraz y contrastada, anteponiendo argumentos de pura conveniencia política.

La “pos verdad” es en realidad el culto a la no verdad, el amarillismo y la contra información con ánimo de influir en la vida pública y en los ciudadanos. Los hechos son los hechos y son sagrados. Nos fuimos a dormir el último domingo, con el concepto en nuestra mente que a nivel Nacional la alianza Unidad Ciudadana había sido derrotada ampliamente por la Alianza Cambiemos, y resulta que en las Provincias de Santa Fe y Buenos Aires, que conforman el 48% del electorado Nacional Había ganado Unidad Ciudadana, y en 10 Provincias más, sumando 14, con solo 10 de la A, Cambiemos. Y a 5 días, La gente aún habla del aplastante triunfo.

Así a nivel local, se ha transmitido un aplastante triunfo, no transmitiendo para que sirven las elecciones legislativas, y no diciendo que el próximo HCD de la Ciudad, puede estar constituido con un Bloque Peronista de 7/8 Concejales, siendo Mayoría.
La “pos verdad”, hoy es la estrella de esta política carente de contenidos profundos, nos basta preguntarnos si será realmente la que triunfe o una mera apariencia que nos vuelva a frustrar.
La política es una herramienta monstruosa, siempre y cuando no se vacíe de contenidos, el tiempo será testigo.

Por Dr. Jose Maria Giulodoro

Deja un comentario