El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El clima le puso piso al rendimiento del maíz: 40 millones de toneladas

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El 2019 promete altos rindes y un escenario productivo totalmente diferente al que protagonizaron la soja y el maíz en el 2018.

Desde el 26 de diciembre al 3 de enero del nuevo año, de acuerdo a los datos de Bolsa de Comercio rosarina, las lluvias se destacaron por el volumen y la cobertura. No solo cubrieron a la región pampeana, alcanzaron también las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Salta, Tucumán y San Luis. Además, llegaron al litoral argentino.

En la franja central, donde se está definiendo buena parte del 54% de maíz temprano que se siembra en la Argentina, lejos del déficit hídrico predomina la condición muy buena a excelente. El agua llegó esta vez en forma oportuna para el cereal, pero también es un problema para las recientes siembras y resiembras de soja realizadas en los últimos quince días.

Estas lluvias son una buena noticia para el maíz. La mayor área de maíz de primera está consolidando su período crítico sin limitantes hídricas.

Por ello, este evento de precipitaciones puso un piso a la cosecha maicera argentina en torno a los 40 millones de toneladas. El maíz este año alcanzaría una superficie cultivada de 6,64 millones en la que se espera cosecha para grano 5,57 millones de hectáreas.

Soja

Para la olegionosa, hay muchos problemas. La actual situación climática compromete entre 400.000 a 500.000 hectáreas. Se tratan de siembras y resiembras pendientes que están al límite de las posibilidades. Además, otras 2 millones de hectáreas implantadas en fechas tardías que están en condiciones regulares a malas, de las 17,9 millones de hectáreas que totalizaría la siembra de este cultivo esta campaña en Argentina.

Deja un comentario