EL 25 de mayo se lo celebró con buen sol, cordialidad y reflexión

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Se desarrollaron en la mañana de este domingo 25 los actos conmemorativos del 25 de Mayo 1810, encabezados por la Municipalidad de 9 de Julio.
Los mismos se iniciaron a las 9:30hs. en el Despacho Oficial del Intendente y el tradicional chocolate, posteriormente las autoridades municipales, encabezados por el Intendente Walter Battistella y acompañados por funcionarios de gabinete, el Diputado provincial Jorge Silvestre, autoridades educativas, legislativas y representantes de instituciones de la comunidad, se dirigieron a la Iglesia Catedral para tradicional Tedeum, oficiado por Monseñor Martin de Elizalde.
A las 10:30 hs en plaza Gral. Belgrano los actos se iniciaron con el izamiento de los emblemas nacional, de la provincia de Buenos Aires y 9 de Julio. Posteriormente hicieron su ingreso las banderas de ceremonias de las escuelas del distrito.
En tanto que los discursos, estuvieron luego de la bendición a cargo del Pastor Emilio Peralta, posteriormente la Directora de la Escuela Especial 501, Patricia Sequeira subrayó conceptos alegóricos a la fecha invitando a los presentes a no abandonar lo conseguido por aquellos hombres de mayo.
A su turno el Intendente en un discurso de 2:50 minutos se centró en la responsabilidad que se tiene como sociedad.
Discurso del Intendente
La democracia y el Estado de derecho consagrados en nuestra Constitución se han forjado a partir del esfuerzo de muchas generaciones. Esta gesta comenzó en mayo de 1810.
Hoy, más de 200 años después, seguimos apostando por una Nación de ciudadanos tolerantes y leales a esos principios culturales y éticos.
Esa gesta de un grupo de hombres y mujeres que se atrevieron a encarar un futuro diferente, nos obliga a pensar sobre nuestras responsabilidades de hoy.
La pregunta es si nos quedamos en la queja y el abandono o buscamos entre todos la manera de salir adelante. Nuestra respuesta es que hay que involucrarse y comprometerse. No basta con señalar lo que falta, sino ser parte de la mejora y mostrar los resultados conseguidos.
Estamos convencidos que podemos, pero para ello debemos acordar para dónde queremos ir, ya que cada uno tiene su propio “adelante”. Para encontrar ese “adelante común”, se requiere generar espacios de diálogos y consensos. Y una vez que llegamos a los acuerdos cumplirlos, revalorizando la ley como forma perfectible y necesaria para la vida en sociedad.

Tenemos la capacidad para crear esas oportunidades. Pensamos e intentamos, a través de nuestra condición de ciudadanos, demostrar que se puede.
La lucha de los libertadores no ha sido en vano. Hay que honrarlos y reconocerlos.
Hoy nuestras responsabilidades también pasan por rescatar todo lo mejor de nuestra historia.
Es mentira que todo lo viejo sea malo. No es malo defender la justicia, el trabajo, la educación y la salud de nuestro pueblo. No es malo respetar los compromisos, la palabra empeñada. No es malo defender los valores nobles, la moral pública, la búsqueda de consensos y la dignidad.
Habrá que trabajar con honestidad intelectual, con honradez, con coherencia, con imaginación, con espíritu crítico, con respeto por la opinión ajena, apoyando a los que producen, a los que todos los días trabajan para mejorar.
Hoy los denominadores comunes son los mismos que en 1810: la educación del pueblo, el cuidado de su salud, el que todos tengan un trabajo digno y se respeten los derechos de cada uno. Sólo hay que hacerlos realidad. Muchas gracias.

Música y Humor
El acto cerro con un “candombe del 25” presentado por alumnos de primaria de la escuela N°55, donde también participaron docentes y padres.
En tanto que la actriz Sandra Brance desarrollo un monologo con vestimenta de la época, donde a través del humor que caracteriza a Brance dejo una reflexión.

Deja un comentario