Realidad que duele: Subió la mortalidad infantil en 11 y bajo en 8 distritos de la Cuarta Sección – El Regional Digital

Realidad que duele: Subió la mortalidad infantil en 11 y bajo en 8 distritos de la Cuarta Sección

En 9 de Julio, durante el ultimo año la tasa de mortalidad infantil subio casi el 3%

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Tras cinco años de caída constante, la Tasa de Mortalidad Infantil (TMI) registró en 2016 un incremento de 0.04 por ciento, para ubicarse en 9.9 defunciones cada mil nacimientos. La situación es especialmente crítica en el conurbano bonaerense, más específicamente en el llamado “tercer cordón”, donde la tasa subió más de un punto.
Los datos surgen de un análisis de la Fundación Soberanía Sanitaria elaborado a partir de estadísticas oficiales del Ministerio de Salud (http://www.ms.gba.gov.ar/estadisticas/). Según el informe, en 11 distritos de la sección subió la mortalidad infantil, si se compara el 2015 respecto a 2016. La media difiere según la región sanitaria, es por eso que se analizó cada distrito por separado.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, subió en la mortalidad infantil por cada mil nacidos en Carlos Tejedor (del 0 al 6,7%); General Villegas (del 6,2 al 15,2%); Hipólito Yrigoyen (13,2 al 22,4%); 9 de Julio (del 5,3 al 8,1%); Rivadavia (del 6,8 al 11,4%); Chacabuco (del 10,7 al 16,7%); General Arenales (del 0 al 5,2%); General Pinto (del 6,3 al 6,5%); Junín (del 8,2 al 9,5%); Alberti (del 0 al 14,7%).

Los que redujeron la mortalidad infantil
En tanto, se redujo en Carlos Casares (del 18,3 al 16,6%); Trenque Lauquen (del 10,2 al 8,2%); Florentino Ameghino (del 6,8 al 0%); General Viamonte (del 3,4 al 0%); Leandro N. Alem (del 11,7 al 7,9%); Lincoln (del 9,5 al 5,0%); de Bragado (del 15,6 al 14,0%); y Chivilcoy (del 6,1 al 1,1%).

Análisis
Según la Fundación Soberanía Sanitaria, el crecimiento de la mortalidad infantil “podría estar asociada al empeoramiento de algunas condiciones sociales durante el año 2016, como el aumento de la desocupación, la suba de las tarifas de servicios básicos y la pérdida del poder adquisitivo del salario, que normalmente afectan de manera más rápida y más exacerbada a los sectores sociales más desfavorecidos y vulnerables”.

Deja un comentario