El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Medioambiente: Cañada Rosquin se convirtió en «Municipio Verde»

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El 21 de junio, IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) comunicó que Cañada Rosquín cumplió con todos los requisitos que establece el Sistema de Gestión bajo el esquema de Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (AAPRESID) que promueve la correcta aplicación de fitosanitarios en áreas periurbanas, garantizando una producción sustentable para todos los involucrados en las comunidades.

Cañada Rosquín con un total de 5300 habitantes inició su camino hacia la certificación, auditados por IRAM a comienzos de años certificando 3600 Has de control tanto terrestre como aéreo que incluye una zona rural protegida por motivos de  una escuela rural.

Municipio Verde es una iniciativa de AAPRESID que certifica las prácticas sustentables en aplicación de fitosanitarios sobre las producciones periurbanas y en áreas sensibles, controlando la interacción de los distintos actores involucrados en la fiscalización, bajo un sistema de gestión de calidad. Es certificado por una 3ra parte (IRAM) que constata que el protocolo se está llevando a cabo debidamente, dando transparencia a todo el proceso. Se adapta a las normativas y ordenanzas vigentes en cada localidad.

El equipo de trabajo compuesto  por María Eugenia Racciatti y Aldana Pettinari contó con total aval del presidente comunal Néstor Peretti desde sus comienzos.

Racciatti, Vicepresidenta comunal de la Comuna de Cañada Rosquin, detalló: “Ser parte de Municipio Verde significa para nosotros llevar tranquilidad a la población y a los productores. Limar los puntos en conflicto con la firme convicción de que estamos haciendo las cosas como se deben hacer. Trabajar bajo esta norma de Aapresid conlleva a la vinculación  de todas las partes responsables del bien común”.

Se han trabajado en mejorar los procesos que implicaban las aplicaciones del área periurbana. A lo que ya venían trabajando de manera ordenada y prolija se les agregó la gestión del sistema de certificación para brindarle un marco de trazabilidad y transparencia a todos los procesos.

A través del trabajo generado y gestionado en el municipio, los distintos actores que pertenecen a la cadena de labores del área periurbana cumplimentan los requisitos del protocolo de certificación. Todo queda debidamente registrado y evidenciado: recetas agronómicas, fiscalización por parte del municipio, condiciones de aplicación, responsable de la misma. La comuna exige la utilización de maquinaria debidamente habilitada y controla a los operarios para que utilicen los elementos de protección correspondientes y brinda a los productores el marco general para trabajar en un sistema sustentable cuidando los recursos y las personas.

Una vez cumplimentado todos los requisitos IRAM fue el encargado de realizar la auditoría de certificación dando por aprobada la misma y otorgando el certificado de Municipio Verde.

Cabe destacar que cualquier Municipio que Implemente la norma de AAPRESID, debe recibir una auditoría de una 3ra parte (en este caso IRAM) para lograr que el proceso sea transparente y constatar que todos los puntos del protocolo sean cumplidos correctamente.

Desde Aapresid felicitamos a la comunidad de Cañada Rosquín por este logro y el gran compromiso con la sustentabilidad ambiental, social y económica de su gente.

“La comunicación ha sido el eje que nos permitió llegar y además la voluntad política de hacerlo: comuna o municipio mancomunados con los actores del proceso. Creo que puede realizarlo cualquier localidad, la base fundamental es estar convencidos del camino. Cada municipio es un mundo por ello se deben valuar el territorio y validar las acciones, un detalle no menor para garantizar el éxito”, concluyó Racciatti.

fuente: Infocampo

Deja un comentario