Emprendimiento

Los Toldos presento en sociedad “La Ruta del Queso”

Lo hizo con una fiesta popular y la actividad busca alentar la producción y demás productos artesanales a partir la labor agropecuaria, se muestra como una insignia festiva del distrito, además busca fomentar el Turismo Rural. En su primera experiencia miles de personas del país llegaron a la 2da. ruta del queso en la provincia de Buenos Aires

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el distrito de Gral. Viamonte (Los Toldos) se comenzó a escribir otra página de su rico historial en turismo rural y productivo, que se suma a la de comunidad Mapuche, al Museo “Maria Eva Duarte”. Se trata del hecho de producir quesos y toda una historia por detrás.
Esta actividad que tiene ya siete décadas ahora se plasma en lo que se ha dado a conocer este último fin de semana del sabado 25 y domingo 26 como es la Ruta del Queso de Los Toldos, que fue acompañada con la 1era. Festividad del Queso.

Los Toldos con tradición quesera
La historia de producir quesos de Los Toldos comenzó hace 70 años, cuando inmigrantes suizos y holandeses sobrevivientes de la guerra llegaron con pocas pertenencias en sus valijas, con sueños de paz y su secreto más preciado: la receta del queso Gouda. Ellos fueron los primeros en fabricar queso, pero no los únicos. También llegaron españoles e italianos y con ellos el queso Sardo, la Provoleta, el Pategrás y el Parmesano.
Los holandeses Cornelio y Cornelia Doeswijk crearon un fermento natural de queso Gouda el cual está en la familia desde hace más de 65 años, que les permitió construir un árbol genealógico del queso desde 1953.
Si bien la familia Doeswijk ya hacía sus quesos en Holanda, cuando llegaron a Los Toldos decidieron dedicarse exclusivamente a dicha actividad. La primera fábrica fue llamada “Los Holandeses” y como la quesería era tarea de las mujeres, cada una de las mayores se casó y dio origen a una nueva fábrica familiar. Pero también lo hicieron algunos hermanos varones. Así nacieron las queserías Santa María, Establecimiento Abuelo Alberto y Familia Fassler. Leo Doeswijk hizo sus quesos hasta que regresó a Holanda, y Los Holandeses hoy es continuada por Sjakie.

Por otro lado, Oscar y Margarita Zanoni, un matrimonio que se dedica al tambo desde 1967, otorgaron valor agregado a la leche en 2008 y fue así como fundaron la quesería “La Sagrada”. Algunos productores se llevaron la receta familiar a otros lugares: Ria y Charly fundaron el Holandés en Tandil, Juan y Vilma fundaron Granja Esnea en Chacabuco.
Un año anterior a la llegada de los Holandeses, habían llegado los Monjes Benedictinos, ellos fundaron el Monasterio y también se iniciaron en esta tarea de hacer quesos que perdura hasta hoy conocidos como “Quesos de la Abadía”.

La experiencia de Santa María
En cuanto a Quesos Santa María de Los Toldos, cuyo establecimiento de 320 hectáreas está ubicado a tan solo 5 kilómetros de la ruta provincial 65 entre Los Toldos y 9 de Julio, regenteado por los hermanos Luberriaga, hijos de Juan M. Luberriaga y Juana Doeswijk; hoy todo lo que producen, 9.000 litro diarios con tres ordeñes de 350 vacas, que luego se traduce en 900 kilos de quesos, el 85% en gouda, el resto en sardo, saborizados y provoleta.

Este establecimiento que en su historia supo ser una reconocida cabaña de la raza Shorthorn, “doña Juana convenció al vasco Luberriaga de hacer un emprendimiento de tambo y fábrica de quesos y ahí arranco todo, había que mantener el legado”, relato a El Regional Digital, Juan su hijo mayor.

Juan recordó que en aquel entonces era muy novedoso tener el tambo y darle valor agregado con la producción de quesos. Esto fue a partir de 1964.
La labor continuo y lo que estuvo a punto de convertirse en un campo para cultivo de soja, en el año 2008 los hijos junto a su madre Juana, apostaron por trabajar en una mayor eficiencia incorporando tecnologías tanto para el tambo como en la fábrica de quesos, sin perder la condición de queso artesanal, a lo que sumaron que el lugar se convierta en turismo rural, la decisión no tardo en acarrear buenas experiencias.
La labor en el establecimiento está bien repartida entre los Luberriaga, tercera generación y la cuarta que ya ocupa lugares entre las 25 familias que viven de lo que se produce en Santa María.
Todos tienen una actividad específica relato Juan Luberriaga, algunos trabajan en el establecimiento y otros terciarizados.
Juan se ocupa de la quesería, José se especializa en el reparto de los quesos, Carlos y Luis hacen tareas agropecuarias, tal vez los que más horas le ponen a la explotación, además realizan servicios agropecuarios, explico.
Por su parte María Inés colabora desde el área contable y Teresita desde la logística. A lo que se suma Martin que es médico veterinario, que se ocupa de la salud animal en el establecimiento. También integran la labor, los hijos de Juan, Manolo (veterinaria) y Yanina se ocupa de las relaciones institucionales y promoción, pero también están los más chicos que cuando no están en época de estudias aportan mano de obra
Juan Luberriaga explico que todo lo que produce el campo como pasturas y granos, es netamente para fabricar la comida del rodeo lechero. Inclusive el grano de soja que se vende se lo canjea por insumos, en si no se vende un grano afuera, sino que se vuelca al tambo, señalo.

La Ruta del queso
La conformación de la denominada Ruta del Queso de Los Toldos que tiene un apoyo institucional y de promoción por parte de la Secretaria de Desarrollo productivo de la Municipalidad de Gral. Viamonte, Juan recordó que es algo muy importante que surge luego de un curso de agro negocios que realizaron en la ciudad Junín, donde coincidieron varios queseros de la zona y surgido la idea y que luego fue tomando forma con el trabajo de Yanina Luberriaga y otros que se fueron sumando.

Juan reconoció que tal vez necesito más promoción, pero la primera experiencia colmo las expectativas, por cada salida a la ruta del queso participaron en promedio unas 200 personas que tuvieron contacto con la producción de quesos y el área rural. Muchos de los que asistieron llegaron desde ciudades vecinas, Capital Federal, Rosario, Entre Reos, Córdoba, Rio Negro, la Consul de Holanda en Argentina y varios medios periodísticos y especializados en temas culinarios.

El Intendente de Los Toldos, Franco Flexas, catalogo al ser consultado por el 1er. festival del Queso, reseño que no es un festival de música, sino de la productividad, en este caso el queso, que nos llevó a romper mitos y cambios culturales, apunto.
El resto de la fiesta se desarrolló en el Corredor Maidana, al lado de la Estación donde se establecieron distintos stand de productores de quesos, miel, conservas, cervezas artesanales, chacinados y distintos artistas musicales.

Deja un comentario