El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Informe caprolecoba

Los tamberos mientras esperan lluvias, se conducen con cautela en el negocio

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Con dos turnos de lluvias bastante desparejos, pero consistentes (en algunas zonas se llegaron a acumular entre 60 y 100 milímetros), Abril arrancó dispuesto a “cortar la seca” en gran parte de la Cuenca Oeste y la Pampa Húmeda, y dio lugar a una esperada remontada de las reservas de humedad en el perfil de los suelos (que venían con un déficit muy preocupante). Y acercándonos a mitad de mes, aparece aún la posibilidad de nuevas lluvias, menores.

De esta forma, pareciera empezar a cumplirse el pronóstico que adelantaba como probable el pasaje de una “Niña débil” a una fase “neutra”, con retorno gradual a un régimen de lluvias “normales” en nuestras principales zonas productivas.

Para el trimestre Abr-May-Jun, el SMN proyecta para la amplia región pampeana: precipitaciones normales para la época y temperaturas superiores a las normales.

El escenario comercial         

Marzo: Los $/Kg de sólidos útiles muestran un magro aumento en el precio

En un mercado y un período que demandan imperiosamente a todos los actores un mayor compromiso con la competitividad, como factor central para dar sustentabilidad y futuro de nuestras empresas y nuestra actividad, los incrementos de marzo en el precio de la leche generaron una sensación bien distinta, según se midan con la vara de los “$/litro” o con la vara de los “$/KSU”.

Esto es así, porque al haber subido los porcentajes de grasa y proteína en la leche (como es habitual en estos meses) los incrementos de 2,5% en $/litro, se redujeron a un magro 0,5% en $/KSU. La expresión de los precios promedio en la Cuenca Oeste, en dólares, marca 0,29/litro, y 4,17/KSU ($20,25/u$s Márgenes Agropecuarios). Y en la comparación interanual (a moneda corriente) quedamos entre 15,5 y 17,0% s/2017.

Abril: Entre la cautela de la inmediatez y los cambios que se vienen

Por sobre un aceptable nivel de consumo (210 litros/hab/año), las industrias parecen percibir que pueden ampliar sus ventas en el mercado local, a condición de no mover mucho los precios. Mientras el mercado externo no ofrece hoy mejores márgenes, pero ayuda a mantener aliviados los stocks. Así, con este equilibrio entre lo que compran y venden, no es raro que prime por ahora la prudencia en la demanda (a excepción de las empresas que operan con “necesidad y urgencia”, pero no cuentan con la confianza de los tamberos).

En realidad, la mayoría de las industrias necesitan más leche, e incluso conocen bien la situación por la estamos pasando los tambos (que reclama mejor precio), pero absorbidas en sus reestructuraciones, no se muestran dispuestas a asumir más riesgo en lo inmediato.

Además, reina la expectativa acerca de qué va a pasar con la inminente definición de SanCor y la entrada de Adecoagro en el mercado. Porque por más ponderación y gradualismo que le pongan, está claro que para pilotear el relanzamiento, tendrán que sumar (lejos) más de un millón de litros, y Adecoagro sólo aportará 300.000. Por lo que difícilmente se pueda eludir una tonificación de la puja por la leche en los próximos meses. Los actores atentos se preparan para eso. Y los tambos, también debemos hacerlo.

 El marco político institucional

Una Hoja de Ruta para la Cadena Lechera

La Dirección Nacional de Lechería, recogiendo los aportes realizados en varios meses de trabajo conjunto, ha presentado una “Hoja de Ruta” a los asistentes a la Mesa de Competitividad Láctea (MCL). Cámaras y Entidades de la Producción y la Industria la tienen en estos días en consideración.

Son tres Ejes de Trabajo: 1. Desarrollo de mercados, 2. Transparencia, y 3. Competitividad. Cada uno se desagrega en una serie de temas pertinentes a su implementación y desarrollo, y queda abierta la posibilidad para que, por consenso, se puedan ir sumando, modificando, o quitando ítems.

Puede parecer intrascendente que con los problemas que tenemos nos pongamos con estas cosas, pero en un sector poco habituado al trabajo perseverante, constructivo y transformador, es muy importante.

Deja un comentario