En Perez Millan: Frigorífico pionero producirá energía a partir de una dieta única – El Regional Digital

En Perez Millan: Frigorífico pionero producirá energía a partir de una dieta única

Se trata de Arrebeef, el destacado frigorífico exportador de ganado vacuno argentino que procesará la mayor cantidad de desechos a través de un biodigestor propio.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En 1921 Jaime Borrell funda Arrebeef, que ya transita su tercera generación, con más de mil empleados que trabajan en la planta de Pérez Millán. Ubicada a unos 40 km de Ramallo (Provincia de Buenos Aires), cuenta con una faena diaria de 1050 animales de cuyos cortes exporta su mayor volumen a China, Chile y Europa.

En el marco del plan RenovAr 2.0 de energías renovables, impulsado en 2017 por el Ministerio de Energía de la Nación, presentaron el proyecto para construir una planta de biogás, que fue adjudicado en noviembre, y firmarán un contrato por 20 años de provisión de energía con la administradora del mercado mayorista eléctrico Cammesa.

“Iniciamos este proyecto porque estamos permanentemente en la búsqueda de ser más eficientes ya que al exportar un commoditie es dificil darle un valor agregado al producto o a un mercado. Por ello, como política interna, siempre buscamos ser más competitivos y consideramos que fue necesario hacer un mejor aprovechamiento de los residuos orgánicos que surgen del proceso, expresó Mauricio Accietto quien se desempeña hace 5 años como gerente de seguridad y salud ocupacional de Arrebeef.

Según el gerente, esta iniciativa posibilitará al frigorífico “transformar principalmente los desechos en energía eléctrica que será aportada a la red y a su vez, disminuir el volumen y costo por el tratamiento de nuestros efluentes. Tenemos un procedimiento interno basado en el cuidado del medioambiente”.

Asimismo Accietto mencionó el propósito social que ArreBeef cumple dentro la comunidad de Perez Millán: “Hay mucha gente que está entusiasmada en este proyecto, porque disminuye los gases en la atmósfera, la contaminación de las napas, y administra el uso del agua”.

¿Por qué pioneros?
En cuanto a sustentabilidad, el referente destacó el tipo de dieta que compondrán para procesar en el biodigestor: “Vamos a generar energía eléctrica a través del biogás producido con el 70% de estiércol y el contenido ruminal de los animales, y el 30% restante con sangre, grasa vacuna, lo que surge de las partes del animal que no se comercializa y los animales que son decomizados por SENASA”.

Se trata de un proceso natural que se da por bacterias anaeróbicas que realizan un proceso de fermentación, en el cual hay generación de gases. Si bien se viene realizando hace tiempo, el representante contó: “Lo vamos a hacer a gran escala. Hicimos los cálculos sobre un promedio de 900 animales aún sabiendo que nuestra producción promedio es más alta pero nos dejamos un margen de un 10% para calcular el biogás y la transformación de energía eléctrica”. Por tanto, aseguró: “No encontramos a nivel país una industria que genere energía con una dieta mixta similar a la nuestra”.

Suministrar energía propia a la red
Dentro del plan RenovAr 2.0, Arrebeef asumirá un compromiso de provisión de energía eléctrica durante 20 años con Cammesa en el cual ya se encuentra fijado el precio por el megavatio (MW) entregado a la red.
“Según el análisis técnico estaremos proveyendo a través de un transformador, una potencia de 1.5 MW/H y por año de contrato estimamos entregar un mínimo de 7 millones 200 mil Kw de energía eléctrica. Podemos superar este mínimo de energía pero nunca exceder la potencia”, ratificó Mauricio Accietto.

Si lo ejemplificamos, una localidad de 4 mil habitantes en el promedio anual consume 1 MW/H de potencia, entonces con 1.5 MW/H de potencia la empresa podría proveer a una población de 6 mil habitantes aproximadamente.
El gerente apuntó: “Nos dejamos un margen de seguridad de 10 a 15 por ciento, en caso de que se genere menos, porque en la industria incide el clima y otros factores y no se puede producir la faena, tenemos otros co-productos que no estaban pensados para incorporar al biodigestor pero que pueden adaptarse”.

La firma del contrato con Cammesa tiene como fecha tope el mes de mayo 2018. Una vez firmado, tienen un plazo de 18 meses para la ejecución y puesta en marcha de la obra. Por lo cual a fines de 2019 Arrebeef estaría suministrando energía eléctrica a la red.

Más mano de obra calificada
En concreto el proyecto se plasmará en la construcción de una nueva planta, emplazada en el terreno del frigorífico. Para ello incorporará personal a través de los contratistas que trabajan de forma tercerizada con los recursos humanos de Arrebeef, por lo cual se va a generar mano de obra local.

“Dentro de la firma enfrentamos un gran desafío y todos estamos muy entusiasmados – en palabras del especialista- Se requiere un equipo capacitado, con lo cual ya se encuentran en el proceso de búsqueda de algunos perfiles específicos de mano de obra calificada. En caso de que haya algún interesado en postularse para sumarse al proyecto puede ingresar en la web y subir su CV, ya aún que no están publicadas puntualmente las diferentes búsquedas.

¿De tendencia a hábito?
Recientemente otro frigorífico comunicó que invertirá también en una planta de biogás con apoyo de capital extranjero. Como integrante de la industria frigorífica Accietto opinó que “muchas agroindustrias tienen potencial para generar energía a partir de sus desechos y suponemos que mientras existan programas que apoyen este tipo de inversiones, serán cada vez más los empresarios que se vuelquen a la generación energética”.

También aclaró que “en un principio a los efectos de la licitación no fue necesario que quede claro quien iba a ser la empresa o el banco que iba a acompañar en la financiación por eso estamos manejando diferentes alternativas. Aún no hemos definido la forma de financiarlo y nos encontramos en etapa de análisis con la Banca Pública, Privada y también grupos de inversión extranjeros”.

Actualmente hay dos modelos de negocios – explica- uno en el cual el frigorífico cede el espacio donde va a estar instalada la planta y a su vez le vende los residuos a un grupo inversor, normalmente de origen europeo, que se encargan del proyecto y de la venta de energía, “entonces el nivel de riesgo es más bajo pero tambíen la ganancia a lo largo de los años va a ser menor”. Por el contrario, en el caso del frigorífico “aumentamos el riesgo siendo nosotros los responsables de llevar adelante el proyecto. Se está instalando cada vez más la cultura de generación de energía a partir de los residuos y queremos que se siga desarrollando”, proclamó Accietto.

Arrebeef destina su producción al mercado internacional siendo uno de los principales exportadores de carnes. Es conocido que en el caso de la exportación de biocombustibles la complicación son los aranceles, sin embargo, esta energía se destinará al mercado interno y al consumo propio. Al respecto el referente fundamentó “en este caso la provisión de energía eléctrica a la red será más previsible, ya que conforme a lo establecido en el pliego de bases y condiciones (PBC), a lo largo del contrato ya sabemos cuáles son las variables de ajuste sobre el precio del MW aportado”.

¿Hacia donde va la bioeconomía argentina?
Desde el punto de vista de Mauricio Accietto “a nivel país tenemos el desafío de lograr mediante la bioeconomía ser más competitivos, resolver cuestiones de deficiencias energéticas, disminuir los impactos al medio ambiente y satisfacer la demanda de nuestros clientes tanto internos como externos. Este proceso ya está en marcha y sus impactos se ven reflejados en una amplia gama de sectores, que van desde la alimentación y la salud hasta el transporte, la construcción, la iluminación e, incluso, la recreación”.

Autor: Carina Labruna / Agrofy
Foto: captura video Municipalidad Ramallo

Deja un comentario