El Hospital provincial “Julio de Vedia” de 9 de Julio cumple 120 años

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Este domingo 8, el Hospital Zonal de Agudos «Julio de Vedia» cumplirá 120 años. En efecto, el antiguo edificio, es decir, el primer pabellón del cual se conservan algunos muros estructurales, fue inaugurado el 8 de abril de 1898.
En la década de 1920, fue planificada por el ingeniero Luis Herbín la reforma de la fachada del Hospital, adoptando el estilo colonial que posee actualmente.

LA IDEA FUNDACIONAL
Abelardo B. Parodi fue quien tuvo la idea de constituir las bases fundaciones del Hospital que, en su origen, fue llamado «Hospital de los Pobres»; pues, el nombre de «Julio de Vedia» le fue impuesto promediando la década de 1940.
Corría el año 1894, nuestra población se debatía, como todas de aquellos tiempos , en la necesidad de lograr asistencia médica adaptada a la gran cantidad de enfermos no solo en la ciudad y el distrito, sino de toda la extensión de campos en la zona, cuyos enfermos “ caían a este pueblo, por ser uno de los más grandes de aquel entonces “. La necesidad de construir un hospital, flotaba en el ambiente, empero, necesitaba el paladín que auspiciara el proyecto, que le diera forma y le inyectara el aliento, y fue entonces cuando surgió el caracterizado vecino Abelardo B. Parodi, quien con altruismo y desinterés de los creadores de todo lo grande que hay en la tierra, se dio a la tarea de sentar las bases de lo que hoy es orgullo de nuestra ciudad, el Hospital Zonal de Agudos “ Gral Julio de Vedia “.

LA SOCIEDAD PROTECTORA DE LOS POBRES
La idea de Abelardo Parodi y su campaña a favor de la creación de un hospìtal, dieron sus primeros frutos en la reunión que se realizó el 10 de junio de 1894, con el propósito de constituir una Sociedad de Beneficencia con avales expuesta en reiteradas ocasiones por su iniciador el Benefactor Parodi. Se aprobó el estatuto y se resolvió denominar a la entidad “ Sociedad Protectora de los Pobres “.
Se constituyó la Comisión Directiva y el Consejo Consultivo, este último fue integrado por Abelardo B. Parodi, el doctor Tomás West, Nicolás Sibello, el escribano Eduardo Mouchard y el presbítero Domingo Brandariz.
Laura C. de Parodi, esposa de Abelardo, ocupó el cargo de protesorera en la comisión directiva.
La nueva sociedad tuvo el inmediato apoyo municipal; pues el Intendente West le asignó una subvención de 100 pesos mensuales.
Una vez fundada la institución se instaló un establecimiento pequeño, a modo de una sala de primeros auxilios, en la cual se procuraba la asistencia médica a los pobres y a los heridos de arma blanca. Como dicha casa no tenía la comodidad ni la capacidad necesaria, la presidente de la comisión directiva, Ventura de la Lastra de Mouchard, quien se convirtió en alma y nervio de la flamante sociedad, se dio a la labor de construir el Hospital de los Pobres.

LA PIEDRA FUNDAMENTAL
La obra en favor de la construcción del Hospital se comenzó a realizar mediante colecta popular y merced a la donación de los terrenos por parte de los vecinos Anastasio Prieto y Emilio Gauna.
La piedra fundamental para dar inicio a los trabajos edilicios fue colocada el 9 de julio de 1896. En la oportunidad, Abelardo B. Parodi fue designado padrino para el acto.
En aquella ocasión, participaron en la ceremonia, los integrantes Sociedad Protectora de los Pobres y los representantes de las Sociedades Española, Italiana, Francesa, directivos de las escuelas y gran número de vecinos. Como parte del acto protocolar, fue colocada una urna de mármol, con una memoria de la institución mentora correspondiente al año 1896, un ejemplar de los estatutos y un ejemplar de los diarios “ La Nación» y «La Prensa» y del periódico “El Porvenir». Además fue añadida una copia del acta labrada en ese acto y firmada por todos los presentes. La urna de mármol fue bendecida por el padre Domingo Brandariz.
La construcción del primer pabellón del Hospital, inaugurado hace 120 años fue dirigida por el ingeniero Héctor Sibilla.

Fuente: Diario El  9 de Julio

 

Deja un comentario