El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Se dieron cuenta

EE.UU. en alerta por extinción de abejas (lanzan plan de protección)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El presidente Barack Obama creó una fuerza especial para combatir la mortandad de las abejas en las colmenas de Estados Unidos, y pretende además que los estadounidenses tomen conciencia sobre la necesidad de proteger al laborioso insecto.
La población de abejas sufrió severas pérdidas en los últimos años. Desde hace 15 años, la cantidad de panales retrocede en todo el planeta, en un fenómeno bautizado como “síndrome de derrumbe de las colonias”. La tasa de mortalidad de las abejas es de alrededor del 30% cada año desde 2007.

Los científicos no entienden cabalmente las causas de estas muertes, pero investigaciones mencionan una combinación de factores como la presencia de parásitos, agentes patógenos y la exposición a pesticidas usados a gran escala en la agricultura.
“Dada la gravedad, la extensión y la persistencia de la declinación, es esencial ampliar los esfuerzos federales para invertir la pérdida de las abejas”, escribió el presidente en un memorando difundido desde la Casa Blanca. A raíz de los numerosos pesticidas usados en la agricultura, la abeja, a la que Albert Einstein destacó la necesidad de defender hace alrededor de 60 años, corre el riesgo de extinguirse.
“Si la abeja desapareciera de la faz de la tierra, la humanidad no sobreviviría más de cuatro años”, había advertido el Premio Nobel de Física y el científico más importante del siglo XX.
Se trata de una medida tomada sobre la base de datos alarmantes: el pasado invierno la población de abejas disminuyó de tal manera que tuvo graves consecuencias para los agricultores y para el consumo del país.

Son al menos 90 las cosechas en Estados Unidos que dependen de la polinización realizada por las abejas y una cuarta parte de los alimentos consumidos por los estadounidenses.
La actividad de apicultura tiene un profundo impacto económico: contribuyen por más de 24 mil millones de dólares a la economía estadounidense.
A la fuerza especial Pollinator Health, compuesta por 15 ministerios -incluidos el Departamento de Estado y de Defensa-, se le pidió que estudiara el impacto de las sustancias químicas de la agricultura. Sin embargo, eso fue rechazado por grupos ecologistas, los que acusan a Obama de no haber ido al fondo de la cuestión con medidas como la prohibición de ciertos insecticidas, sobre la base del ejemplo de la Unión Europea.
Fuente: Ambito Financiero

Deja un comentario