El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Coninagro presento en sociedad su documento “El campo y la política III”

La entidad nuclea 800 cooperativas en todo el país, vincula a 120 mil productores rurales y aporta 360 mil puestos de trabajo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Bajo el lema “Acciones para los nuevos paradigmas”, CONINAGRO presentó el documento “El Campo y la Política III”. Este trabajo brinda herramientas para la construcción de políticas públicas a largo plazo, impulsando procesos de desarrollo local y arraigo familiar en todas las regiones productivas.

El documento analiza, en profundidad y con una mirada multidisciplinaria, los temas transversales de toda la actividad y producción agrícolaganadera y, en detalle, cada una de las economías regionales: granos, carne bovina, leche, algodón, arroz, aves, cítricos, forestal, hortalizas, mandioca, maní, ovinos, papa, peras y manzanas, porcinos, tabaco, vino y mosto, y yerba mate.

El resultado del trabajo es un conjunto de políticas que debe llevar el Estado junto con los privados a fin de lograr previsibilidad para producir más y mejor.

Durante la presentación, encabezada por el Consejo de Administración que preside Carlos Iannizzotto, la entidad, que representa a todas las economías regionales del país planteó la coyuntura de algunas actividades representativas. Así, en la presentación realizada esta tarde en el Hotel NH City, se expusieron las situaciones de citricultura (a cargo de Nicolás Carlino), lechería (Daniel Kindebaluc), frutihorticultura (Ricardo Vitale), arroz (Claudio Francou) y maní (Marco Giraudo). Asimismo, expuso en representación de la Mesa de Juventudes de CONINAGRO, Mauricio Manresa. La mirada económica estuvo a cargo de Silvina Campos Carlés.

El trabajo presentado analiza cada una de las producciones, las diagnostica y presenta una propuesta superadora, en lo coyuntural. El análisis estructural, se plantean cuestiones de infraestructura, donde se impulsa el desarrollo basado en tres pilares (hídrico, vial y energético), que den sustentabilidad en el tiempo a la política rural. CONINAGRO apoya el Plan Belgrano, el Plan Vial y cree que es interesante el Plan Energético.

El documento muestra la necesidad de una financiación del capital de trabajo adecuada a los ciclos productivos y se resalta la importancia de la creación de líneas crediticias que cuenten con años de gracia y tengan intereses razonables. También se promueve una política monetaria que incentive la producción industrial y local, con garantías alternativas que lleguen a todos los productores, cooperativas y Pymes. CONINAGRO impulsa la creación de cajas de crédito cooperativas rurales y la conformación de una Sociedad de Garantía recíproca (SGR) abocada a la cooperativa.

Se incita a complementar las entidades públicas y privadas para que los productores y cooperativas puedan adquirir paquetes tecnológicos con financiación de largo plazo y a tasas internacionales, que les permitan ser competitivos y sustentables.

En el orden impositivo, el documento que presentó CONINAGRO se pretende que el Estado reduzca la presión impositiva sobre la producción y adecue los costos laborales en la producción primaria, industrial y comercial.

“En este documento exponemos ideas para abordar diversas políticas sobre la ruralidad con una visión estratégica sin dejar de mirar, con la mayor prudencia, la coyuntura. Las presentamos sin orden de prioridad, sino con el ánimo de compartirlas”, decía el presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto.

“Consideramos que la economía debe estar al servicio de la política y orientada al bien común. En ese sentido, vemos la economía social como generadora de capital social, que busca la dignidad de la persona, promover la vigencia de la justicia distributiva y social, proteger su propiedad, defender su trabajo, afianzar los vínculos familiares, además de fomentar alternativas de asociativismo. En la actualidad, el cooperativismo puede lograr el desafío de producir en escala y con tecnología de modo sostenible, incluyendo a los pequeños y medianos productores, algo que hoy es necesario para participar del mercado, desde la producción hasta la góndola”, indicaba el presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto.

Deja un comentario