Choque múltiple en ruta 50: El empresario Adolfo Grobocopatel protagonista del accidente vial

Se trata de dos accidentes en el que participaron 4 vehículos y solo hubo que lamentar daños materiales. De todas maneras, los accidentados que sufrieron importantes contusiones fueron derivados al Hospital Municipal de Carlos Casares.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
En la tarde de este martes minutos después de la hora 19 y a tan solo 5 km de la ciudad Carlos Casares por ruta provincial 50 se produjo un considerable accidente donde participaron cuatro vehículos(un auto, dos camionetas y un camión lechero).

Según informa el sitio de internet Casares on line, se trata de un doble choque que dejo el saldo de tres heridos de consideración que fueron derivados al Hospital de Casares y posteriormente remitieron a un par más para control.
El primer accidente se produjo a unos 200 metros de la bajada a El Séptimo y los protagonistas fueron el empresario Adolfo Grobocopatel, que venía acompañado por Pedro Córdoba y a bordo de una camioneta Toyota Land Cruiser, color Negra y un vendedor de planes de autos de Chevrolet (sus datos aun no fueron brindados ya que fue trasladado al Hospital y estaba muy golpeado y shockeado) que se trasladaba en un Corsa Classic.

De acuerdo a lo narrado por Grobocopatel, ellos venían en dirección a la ruta 5 cuando su acompañante lo alerto sobre una camioneta que iba adelante sin luces por lo cual aminoro la velocidad y fue allí cuando impactaron casi frontalmente con el corsa, que termino su carrera en la cuneta llevando la peor parte. La camioneta se detuvo a unos 60 metros del lugar del impacto. Más allá del herido, pudo haber sido aún peor ya que la camioneta luego del impacto y haber perdido prácticamente dos ruedas se cruzó de carril unos 30 metros para retomar su mano poco después. De haber visto algún auto de frente el desenlace hubiera sido lamentable.

Como consecuencia del impacto la camioneta del empresario agropecuario, del lado del conductor quedo prácticamente destrozada, las ruedas arrancadas, las puertas retorcidas y al airbag funciono y aminoro el impacto.
Por su parte el Corsa perdió gran parte de la trompa y todo el lado izquierdo y ruedas, llevando la peor parte ya que salió despedido unos 200 metros en forma descontrolada y fue a parar a un sector de la banquina cuya cuneta es muy leve y sin agua. Unos metros hacia atrás o adelante podría haber caído a zanjas de más de un metro de profundidad y llenas de agua.
El conductor del Corsa, que sería de la ciudad de Bahía Blanca, según se podía ver en algunas hojas dispersas por el lugar, se llevó la peor parte ya que los golpes fueron importantes y al ser socorridos por Bomberos y personal de salud se quejaba constantemente dando señales de mucho dolor. El mismo fue trasladado al hospital local.
Posteriormente Adolfo recibió atención médico y fue trasladado al nosocomio para constatar que no tenga ninguna lesión.

El segundo accidente
Fue a consecuencia del primero. De acuerdo a lo narrado por algún testigo, el camionero habría frenado al ver lo que sucedía metros adelante y la camioneta que venía detrás no alcanzo a frenar y se lo llevó por delante.
El camión, un Mercedes Benz 1114, color rojo, era conducido por Augusto Ferraro y transportaba leche para la firma Vidal, mientras que la camioneta Isuzu, doble cabina color verde era conducida por Gustavo Silguero, quien llevaba de tiro un carro con un caballo.
Al parecer el camionero detuvo la marcha y no habría alcanzado a encender las balizas y en la oscuridad Silguero no logra ver la maniobra y lo impacta en la parte trasera, destrozando la parte frontal de la camioneta.
Como consecuencia del impacto Silguero y un acompañante sufrieron golpes de consideración y no se descarta alguna fractura, y fueron trasladados hasta el hospital. Posteriormente hicieron lo propio con otros acompañantes que sentían algunas molestias en las piernas.

Deja un comentario