El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Desde este martes y haste el jueves 13 en La rural

Argentina es sede del 15° Congreso Panamericano de la Leche

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Hoy por la mañana comenzó el 15º Congreso Panamericano de la Leche, que se realizará hasta el 13 de septiembre, en el Auditorio Principal de La Rural. Participan 300 delegados de más de 20 países.
El presidente de la Federación Panamericana de Lechería (FEPALE), Daniel Pelegrina dio la bienvenida a los presentes, junto al secretario General de la entidad, Ariel Londinsky.
“Hay pocos alimentos tan universales como la leche, presente en tantas culturas y civilizaciones a lo largo de la historia”, expresó Pelegrina. Y continuó: “El acceso a la leche en la infancia asegura un buen desarrollo físico pero también intelectual del ser humano en su vida. También es protagonista de la mesa familiar, en variadas formas durante las distintas etapas, aportando el 5% de la energía,  el 10 % de la proteína y el 9 % de las grasas probadamente buenas y necesarias de la dieta mundial”.
Y añadió: “Sin dudas, debe haber pocas actividades más arduas y sacrificadas que la producción láctea. Cualquiera que esté familiarizado con el tambo sabe que el trabajo se inicia con el ordeñe, de madrugada, todos los días, sin feriados ni fines de semana. Lo mismo los que transportan o procesan esa leche. Pero es precisamente esa conciencia acerca de la relevancia, la riqueza del producto, lo que hace que lo hagamos con esfuerzo y con pasión”.
Sobre los temas a tratar durante el Congreso dijo que “en estos días vamos a tener una mirada al futuro: de oferta, de producción, de calidad y de sustentabilidad, de tecnología, entre otras. Con las ponencias de los disertantes vamos a intercambiar información, visiones, conocimiento con un objetivo en común: continuar incrementando la producción, la calidad y la inocuidad de este alimento tan universal y tan necesario, para garantizar su abastecimiento y su llegada a la mesa de las familias de todo el continente y seguir alimentado a los niños y las futuras generaciones de latinoamericanos y porque no, del mundo entero”.
Luego, la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, ratificó el compromiso “de trabajar con los productores para que puedan innovar e incorporar la tecnología necesaria para elaborar alimentos seguros y de calidad”.
La Ministra también dijo: “Estamos trabajando para llegar al pequeño productor con nuestros colegas veterinarios e ingenieros agrónomos. Creemos que son clave para trabajar con la sanidad que exigen los mercados internacionales y la responsabilidad que tenemos hacia la salud de la población”.
“Uno de los desafíos que enfrentamos es darle a los tambos un espacio que se adecue a la demanda del siglo XXI, con conectividad, y especialmente con una oferta nacional para la mujer”, resaltó Ciciliani.
Para finalizar indicó: “Defendemos a los pequeños productores porque defendemos un modelo de sociedad donde la gente está radicada con un trabajo digno a lo largo y ancho de nuestro territorio.”
Más adelante habló el Ministro Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, quien expresó: “Trabajamos junto a las provincias productoras de leche y es un ejercicio para ponerse de acuerdo y un aprendizaje para dar respuesta a los problemas de la Argentina y de Latinoamérica”.
“Durante este Congreso es muy importante debatir ideas, conocer las propuestas y conclusiones a las que se puede llegar”. Y agregó: “Debemos construir pensando hacia dónde quiere ir la lechería”.
Busso expresó además: “Queremos una lechería que produzca más y con más productores. Que sea una actividad sustentable, y siga incorporando a las nuevas generaciones”.
Para finalizar la presentación, estuvo presente el director Nacional de Lechería, de la Secretaría de Agroindustria, Alejandro Sammartino: “Queremos que la lechería crezca y este es el momento”.
El Director agregó: “En el sector existe una alta rotación de empleados, por lo que la actividad ya no se trasmite de padres a hijos. Debemos pensar cómo puede ser atrayente la actividad para las familias tamberas y preguntarnos cuál es el espacio de los pequeños productores”.
“Enfrentamos nuevos desafíos, nuevas sinergias y relaciones, en donde se mira cada vez más a los productores y a sus productos. Debemos dejar de hablar de nosotros mismos porque al final del día la opinión que va a importar es la de los consumidores”, dijo Sammartino.

Deja un comentario